La violinista griega

Violinista de la ERT

Violinista de la ERT

El martes pasado, el Gobierno de Grecia, siguiendo pautas marcadas por la Troika económica que rige los destinos del país desde que fue “rescatado” por el BCE, la UE y el FMI, decidió el cierre de la radio y la televisión estatales (ERT). Una medida sin precedentes, absolutamente incalificable, que significa, al mismo tiempo, la desaparición de las dos orquestas y el coro pertenecientes a dicho ente.

Esta fue la última “actuación” de estas agrupaciones musicales. Ocurrió el viernes pasado, y mucho público siguió desde la calle los acordes finales de estas nuevas víctimas de la gran estafa internacional que pretende retrotraer el mundo a tiempos infames, en los que la mayoría de la población no tenía derechos, ni acceso a la salud, a la educación, a la información… ni por supuesto, a la cultura.

Grecia ha sido, hasta ahora, el laboratorio donde experimentar las recetas que los grandes popes que hegemonizan el poder real en el mundo están poniendo en práctica para intentar la consolidación de un sistema condenado al fracaso a largo plazo, pero que garantiza la subsistencia de los privilegios a corto y medio plazo, sin importar qué o a quiénes se llevan por delante.

Las lágrimas de la violinista y las integrantes del coro de la ERT son el símbolo más notable de la masacre que está ocurriendo en Europa por estos tiempos. Portugal y España, y sus radiotelevisiones estatales, ya pueden poner sus barbas a remojar…

 

El Concierto de Hoy: Mastretta

Vídeo

Mastretta-fotos-banda-26A la muy peculiar concepción musical de Nacho Mastretta le costó sudor y lágrimas lograr un lugar bajo el sol del reconocimiento general, pero ahora ya lleva varios años de consolidación, con su estilo entre caliente y lounge, que lleva indefectiblemente a rememorar escenografías de cine.

Mastretta, su grupo, no ha vuelto a grabar desde 2007, cuando publicaron ¡Viva los músicos!, pero ello no implica que su música se haya estancado. Esta noche vuelven a actuar en Madrid, y es una excelente ocasión para comprobarlo.

Mastretta. El Berlin Jazz Café. Jacometrezo, 4. Madrid. 22 horas.