Corrupción “transparente” en Sabadell

En la ya famosa entrevista a Rafael Correa realizada en su día por Ana Pastor, cuando conducía Los Desayunos de la 1, el presidente ecuatoriano cuestionaba la autoridad de ciertas ONGs para emitir juicios de valor, porque en general se trata de entidades sin control, de las que solemos desconocer incluso quiénes están detrás de su financiamiento económico y su ideario político.

El recuerdo viene a cuento para hablar de Transparency International (o Transparencia Internacional, en su versión y “sucursal” española). Según la definición que presenta en su propia web, TI se presenta como la “única organización no gubernamental a escala universal dedicada a combatir la corrupción” y dice congregar “a la sociedad civil, el sector privado y los gobiernos en una vasta coalición global”, para enseguida aclarar que “a través de sus capítulos [agencias] en el mundo y su Secretariado Internacional…aborda las diferentes facetas de la corrupción, tanto al interior de los países (sic) como en el plano de las relaciones económicas, comerciales y políticas internacionales.

Como transparentes que son también informan que sus actividades están financiadas “principalmente por agencias de desarrollo, fundaciones y el sector privado”. En España, las entidades colaboradoras son la Fundación La Caixa, Repsol y la Fundación Telefónica, y también tiene firmado acuerdos con Siemens.

El alcalde de Sabadell, hoy imputado por corrupción, recibe en 2010 el premio a la Transparencia. Foto: TI

¿A qué viene todo esto? Pues resulta que en 2010, esta ONG publicó el Índice de Transparencia de los Ayuntamientos, y otorgó el máximo puntaje -100 sobre 100 puntos posibles- al de Sabadell, Barcelona. ¿Y qué ha ocurrido hoy? Que la Fiscalía Anticorrupción ha detenido a 12 personas e imputado a otras tantas, alcalde incluido, por ser sospechosas de delitos de tráficos de influencias en casos de corrupción urbanística en el municipio de Sabadell.

Hasta 41 empresas y sociedades podrían estar involucradas en el caso. Habrá que esperar y extender la presunción de inocencia a los sospechosos, pero todo parece indicar que la corrupción -un caso más en Cataluña, y van…- era absolutamente transparente. Tanto, que la buena gente de TI no supo verla.

¿Alguien sabe dónde hay un Rafael Correa en este país?

Minuto 14:24

Imagen

Rafael Correa

¿Alguien recuerda la muy comentada entrevista de Ana Pastor a Rafael Correa, presidente de Ecuador, en marzo pasado? El propio Correa sí. Lo demostró en una nueva charla para TVE durante su visita a Cádiz la semana pasada.

Toda la entrevista es interesante, aunque la periodista está a años luz de Ana Pastor, pero el “minuto de oro” es el 14:24. Que lo disfruten…

Ecuador, en el centro del mundo

Julian Assange

La decisión del Gobierno de Rafael Correa de otorgar asilo diplomático a Julian Assange, el fundador de Wikileaks, ha logrado colocar a Ecuador donde, paradójicamente, siempre ha estado: en el centro del mundo.

Pero esta vez, no como una línea intangible que divide el planeta en dos; sino como lo que es desde hace algunos años: un país embarcado en la lucha por recuperar la dignidad y mejorar los niveles de desarrollo humano de su población, más allá de que los mass media solo suelen hablar de este pequeño Estado para criticar su difícil relación con los medios de comunicación locales, o cuando su Presidente “osó” llamar “Anita” a Ana Pastor, durante una entrevista en Los Desayunos deTVE.

Lo cierto es que el informe de 2011 de la ONU sobre Desarrollo Humano sitúa a Ecuador en el puesto 83, pero confirma un crecimiento sostenido en la última década (0,668 en 2000; 0,720 en 2011), con incrementos sustanciales en ese período de algunos índices, como el de educación (de 0,631 a 0,686), el de salud (de 0,842 a 0,877), la esperanza de vida al nacer (de 73,4 a 75,6) o la renta per cápita (de 5.489 dólares en 2000 a 7.508 en 2009).

Rafael Correa

Desde el acceso de Correa al Gobierno en 2007, el país se ha impuesto la dura tarea de recuperar su independencia económica y redistribuir la riqueza nacional. A través de un mayor control del Estado sobre los sectores financiero, productivo y energético (el petróleo es el gran activo del país). Pero también actuando de manera decidida sobre la deuda externa, que en primer lugar fue declarada ilegítima, y una vez redefinida, fue renegociada hasta lograr una quita del 65% sobre los bonos que vencían este año y en 2030. El ahorro ha servido para incrementar el gasto social, principal “responsable” de la citada mejora en los indicadores de desarrollo humano del país.

Pero además de las cuestiones económicas y sociales, los últimos años han visto un cambio en el posicionamiento internacional de Ecuador, que de ser un país situado a la sombra de sus grandes vecinos (Perú, Colombia, y en sentido regional también Venezuela) ha comenzado a tener una voz propia en el concierto latinoamericano.

Embajada de Ecuador en Londres

El caso Assange le da ahora la oportunidad de dar un paso más. De asomarse a las portadas de todo el planeta para enseñar su dignidad y su falta de temores ante las presiones de potencias como Gran Bretaña, Suecia o Estados Unidos.

De recuperar, al menos por unos días, el lugar que siempre tuvo, exactamente en el centro del mundo.