El Telegrama del Mediodía: Transparencia

Comisión EuropeaEsta mañana, el Banco Central Europeo dio a conocer sus previsiones económicas de cara a los próximos años, para la Eurozona en general, cada país en particular, e incluso para las naciones europeas fuera de la Eurozona. Stop. Allí se habla de una mejoría considerable en 2014. Stop. Pero detrás de un gráfico interactivo se escondía otra realidad. Stop. Que en 2015 la recaída sería brutal en todo el continente, salvo en algunos lugares como Polonia o Letonia. Stop. Hace apenas media hora, estas previsiones para el 2015 han “desaparecido” de la web de la Comisión Europea. Stop. Otro ejemplo de la “transparencia” informativa que se maneja en eso que alguna vez pretendió ser el punto de reunión de todos los europeos.

(Por si faltaba alguna razón para #23F #MareaCiudadana)

Vendo banco malo, no se sabe si bonito, y solo en teoría barato

EL ENGAÑO NUESTRO DE CADA DÍA

De a poquito, el famoso “banco malo”, o mejor dicho “peor” va tomando forma. Si la semana pasada se supo que sus activos iban a rondar la bonita suma de 90.000 millones de euros en créditos e inmuebles, y que las inmobiliarias se quedarán por fin sin salvavidas (una de las grandes, Reyal Urbis, de hecho ya ha pedido preconcurso de acreedores, con un agujero de más de 3.000 millones); hoy el diario Expansión afirma que el precio al que el SAREB, que así se llama el engendro, adquirirá esos activos será más bajo que el señalado en su día por la consultora Oliver Wyman, encargada de auditar los números de los bancos españoles.

No es de extrañar. La “troika” apostaba por esa reducción, Joaquín Almunia (a quien Alfredo Pérez Rubalcaba acabará por hacer bueno como candidato del PSOE), quien desde hace años responde fielmente a la letra que dictan en Bruselas, indicaba lo mismo; y el antecedente irlandés, con descuentos de un 58%, iba también en esa dirección.

Dice Expansión que habrá una reducción de un 54% sobre el precio de transferencia en viviendas nuevas; de un 48% en las de segunda mano; y hasta de un 86% en la valoración del suelo.

¿Qué se pretende con esto? Ponerlo más guapo para “venderlo” mejor. O lo que es lo mismo, atraer más inversores privados, con la ilusión de que recuperarán su dinero si posteriormente los activos se venden a un precio superior al de compra. Y de esta manera, según explican, el aporte de fondos públicos sería menor.

¿Cuál es el problema? Que si el SAREB paga menos a los bancos por su “basurilla” estos sufrirán más pérdidas en lo inmediato. Esto tendrá dos consecuencias. En el caso de las entidades ya “nacionalizadas” vía el FROB (Bankia, Novacaixa Galicia+EVO, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia), que habrá que darles más dinero proveniente del rescate europeo ya solicitado por España. Y en el caso del resto de los bancos, que tendrán que aumentar su cartera de ahorros propios (provisiones) para solucionar el aumento del saldo en rojo, algo que en algunos casos puede poner en peligro la continuidad de entidades como Liberbank (unión de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria), Banco Mare Nostrum o Caja 3 (unión de Caja Badajoz, la burgalesa Caja Círculo y la zaragozana Caja de la Inmaculada), obligando a nuevas fusiones o “nacionalizaciones”.

Luis de Guindos

Y aquí está el engaño nuestro de cada día. Porque el dinero del rescate no va directo a los bancos sino que entra reconvertido en deuda del Estado. El Gobierno dijo que no iba a ser necesario gastar los 100.000 millones solicitados en su día, pero ya veremos si al final eso es así. Porque el FROB y el Fondo de Garantía de Depósitos están en rojo, y de algún lado tendrán que salir los fondos para tapar esos agujeros. Y en definitiva, se use como se use, a la larga ese dinero será público, porque al BCE habrá que devolvérselo entre todos, que ya nos lo hicieron poner como prioridad en la misma Constitución.

Es decir, que esta semana, cuando De Guindos ofrezca oficialmente los detalles de funcionamiento del SAREB, intentará convencernos de que la idea de bajar los precios de compra de los activos es un beneficio para todos. Pues no. Como se ha visto, lo que no se va en lágrimas se irá en suspiros.

Ah… Y una cosa más. Que con esta medida ni los bancos que recibirán el rescate ni los otros recuperarán su capacidad para otorgar créditos, que sería el único aspecto positivo de esta operación de trileros, ya que ayudaría a reactivar la economía.

Pero, ¿para qué? Eso en realidad no parece importarle a nadie…

¡Aguante el periodismo! (aunque sea en Irlanda)

Vincent Browne

En los últimos tiempos, se acostumbra a organizar ruedas de prensa sin preguntas. Hay una segunda versión más light de esta negación del periodismo, que consiste en dejar al interesado realizar una pregunta y quitarle el micrófono, y con ello la posibilidad de repreguntar si no se siente satisfecho con la respuesta.

Esto es un ejemplo de lo que puede -y de lo que debería- ocurrir si las cosas se hicieran como corresponde. El veterano periodista irlandés Vincent Browne interrogó en enero de este año a Klaus Masuch, representante del BCE y la troika que controla las finanzas de su país desde que fue “rescatado” por la institución bancaria europea. Y de paso, ejecutó un ejercicio de un tipo de periodismo que así como la libertad de expresión, la imparcialidad de la justicia o la credibilidad de los políticos, está en serio preligro de extinción.