La Portada del Día: La “z” de El Zorro

Hay días en que la búsqueda de una portada que llame la atención por algún motivo se torna decepcionante. Y no por falta de oportunidades, sino por escasez de creatividad de los editores.

Hoy, por ejemplo, la mayoría de periódicos españoles ilustran sus cabeceras con fotos del encuentro de ayer en Berlín entre Angela Merkel y Mariano Rajoy; y muchos se centran en la caminata bajo un paraguas sobre una alfombra roja. Sin embargo, ninguno hace referencia a la lluvia en sus titulares. El mensaje de “la que está cayendo” subyace de manera críptica, subliminal si se quiere, pero a nadie se le ocurrió un título imaginativo al respecto. Y entonces cunde el desconsuelo.

Hasta que, por suerte, aparece la perla que salva el día. En este caso, le corresponde al Diario de Ávila, que ha decidido escribir como se lee, y enfatiza la postura del presidente del Gobierno diciendo que se trata de “una falsedaZ“. Sí, así, escrito con “z”, tal como se pronuncia en muchos rincones de Castilla. Pero evidentemente, no como se escribe según las normas de la Real Academia.

Ya de por sí resulta difícil creer a determinados políticos en estos tiempos. Lo único que faltaba es que sus explicaciones lleven, además, faltas de ortografía.

diario_avila.750

Anuncios

El Telegrama de la Tarde: Demagogia laboral

InemDe pronto, los políticos europeos han descubierto las cifras del paro juvenil en España y dicen que es un problema de urgente solución. Stop. El Gobierno del PP, dócil como siempre a lo que dicen en Bruselas y Berlín, se apresura a anunciar medidas para facilitar que los menores de 30 años puedan crear sus propias empresas o se hagan autónomos (es decir, que de una u otra manera comiencen a cotizar), algo que debió hacer hace un año. Stop. Salvo por una cosa, la iniciativa parece inobjetable. En definitiva, es cierto que una desocupación del 50% es insostenible. Stop. Pero resulta que los jóvenes en paro, en su mayoría, viven con sus padres, tienen escasas cargas familiares, una preparación razonable y hasta la opción de migrar y probar fortuna en otro sitio. Stop. En cambio, ni en Bruselas, ni Berlín, y por ende tampoco Moncloa, dicen nada de los parados mayores de 40 o 45 años que la crisis ha multiplicado por miles. Esas personas que sí poseen cargas familiares e incluso deudas contraídas que les deja menos margen para nuevos emprendimientos o aventuras en el exterior, y que por cuestiones de edad tienen blindado el acceso al mercado laboral. Stop. Para ellas no hay leyes especiales, ni descuentos fiscales, ni preocupaciones externas. Stop. Su nivel de desamparo, una vez agotado el subsidio de desempleo, es absoluto. Tanto, que ni siquiera les toca una porción de la abyecta demagogia que impulsa Europa y ejecuta Fátima Báñez.

Réquiem por Tacheles

Imagen

Ni las 500.000 visitas anuales; ni los 30 estudios de pintores, músicos, joyeros, escultores y artistas varios de nacionalidades diversas que allí trabajaban y en algunos casos también vivían; ni su aire de libertad incorruptible; ni su cafetería desvencijada; ni su desprejuiciada terraza de verano; ni los múltiples esfuerzos e intentos de miles de personas…

Nada pudo salvar el Centro Tacheles, un símbolo del Berlín más creativo y contestatario. Como un símbolo de los tiempos que corren, ayer los últimos habitantes de este edificio del barrio de Mitte entregaron sus llaves, y el Tacheles cerró definitivamente sus puertas.

Desde ayer, Berlín es un poco menos Berlín…