La Portada del Día: Un año, dos países

El estreno de los kioscos de prensa en 2013 ratifica lo que decíamos el otro día de la falta de originalidad de la mayoría de los editores: casi no hay provincia española que en alguno de sus periódicos no enseñe la foto del primer bebé de la región nacido en el nuevo año. (Salvo Cantabria, donde hubo que recurrir al segundo, porque los padres del primero, en un gesto que les honra, se negaron a dejarse retratar).

Hubo que hacer esfuerzos para escapar del topicazo, y al hacerlo se descubre una vez más que cada uno pinta la realidad del color que quiere. mediterraneo.200Los titulares, en general y salvo los que destacan el tema del «abismo fiscal» norteamericano, apuntan a las subidas de tasas y tarifas como tema para abrir el calendario. O cualquier otra cifra o asunto que refleje la intensidad de la crisis. Elijo para ilustrarlo el caso del Mediterráneo, de Castellón, pero hay muchos más por el estilo.

En cambio, la prensa económica «vende» otra cosa. Se aferra al discurso oficial de mejoría a partir de mitad de año e infunde un mensaje optimista. Nadie lo hace con más énfasis que Expansión. El periódico de Unidad Editorial, que ya la semana pasada buscaba razones para la sonrisa, promete empleo multiplicado por treinta.

Esto no es nuevo, pero da la sensación de que vivimos en dos (o más) países a la vez. Nos queda un año por delante para saber qué argumentos son los más válidos.

Uno solo, de eso sí que no hay dudas.

expansion.750

La Portada del Día: Vuelve la burbuja

Las portadas, un día sí y otro también, son un goteo interminable de malas nuevas, mezcla de recortes y protestas por los mismos. Hoy no es ninguna excepción, de norte a sur y de este a oeste del país. Solo el acuerdo de los nacionalistas catalanes rompe la dinámica.

Bueno. No solo. El Diario Montañés, en Santander, también se escapa de la norma general con un titular que sorprende. Porque esta vez, la cabecera que elijo no gana su espacio ni por su creatividad ni por su capacidad de impacto. Tampoco por esconder segundos mensajes o contener fallos clamorosos. Ni siquiera porque las noticias estén bien conjuntadas.

Simplemente, me llamó la atención porque al hablar de construcción y ladrillos parece pertenecer a otra época, a otros años. ¿O será que la espita para volver a hinchar la burbuja estaba guardada en Cantabria?

diario_montanes.750 2