La Portada del Día (II): El drama social del paro

Imagen

Alguna vez ya he tratado en esta sección el tema de la lectura de las estadísticas, un tema siempre sujeto a polémica, porque como las manos dentro del área, aunque parezca todo muy claro en definitiva queda sujeto a la libre interpretación de cada cual, ya sea un editor o un árbitro de fútbol.

Las cifras del paro son, en ese sentido, un ejemplo cabal de estos manejos. Ayer se conocieron las de marzo, y como hubo una leve bajada, es decir, mejoría, abundan las portadas al respecto. Pero es curioso ver los diferentes tratamientos.

latribuna_albacete.750Al margen de las variaciones que provocan los números en cada CC.AA., según haya habido subidas o bajadas, llama la atención el triunfalismo que derrochan algunas cabeceras ante datos tan modestos. Es el caso de El Norte de Castilla y, sobre todo, de La Tribuna de Albacete. Y creo que no hace falta aclarar que ambos siguen líneas muy cercanas a sus respectivos gobiernos locales.

Del otro lado, El Periódico de Aragón y El Día de Tenerife coinciden en poner el foco en otra variable, la cantidad creciente de personas desempleadas que no perciben ingresos. Y se me ocurre que es todo un acierto, porque es allí donde se encuentra el mayor drama social.

Aunque las cifras hablen de circunstanciales mejorías…

elperiodico_aragon.750eldia.750 4

La Portada del Día

CALAMIDADES

Recorrer las portadas de los periódicos españoles un día como hoy destroza el ánimo de cualquiera. Como si se aproximara un tifón monzónico, no hay prácticamente ninguna que no haga hincapié en las calamidades que se avecinan (excepción hecha de los medios catalanes, enfrascados en sus asuntos independentistas, que el futuro dirá si es o no una calamidad más). Con mayor o menor número de lágrimas, todas lloran y claman por unos recortes que, por otra parte, eran absolutamente esperables.

En medio de este panorama desolador, El Periódico de Aragón mezcla la indignación con la fiesta y la cultura; el desastre con la farándula. No es, para nada, una buena portada (en realidad, había poco donde elegir hoy). Ni la foto tiene gracia, ni son ocurrentes los titulares, ni tiene unidad en su conjunto. Pero al menos da un respiro.

Algo es algo…