La Portada del Día

LA HERENCIA

A veces me pregunto si los editores son muy perspicaces, o soy yo quien cree ver mensajes ocultos en los títulos de portada.

Hoy, otro lunes lleno de fútbol, motos y fiestas varias en las aperturas de los periódicos, me detuve en la curiosa combinación encontrada en Diario de León. Por un lado, la foto de un caballo desbocado que provoca el pánico en plena ciudad; por el otro, un titular sacando a la luz el gasto en un desfile militar ¡que tuvo lugar hace cinco años!, sin dudas un pase de alguna vieja factura a ZP, y un modo de recordar que todos nuestros problemas actuales vienen causados por la tan manida “herencia”.

¿Existe de verdad relación entre ambas noticias? Queda abierto el buzón de sugerencias…

P.D.: También es curioso el anuncio de que el Hospital hará los diagnósticos graves en una semana. Me pregunto qué poderes tienen los médicos leoneses para saber que una enfermedad es grave antes de diagnosticarla.

La Portada del Día

LA POSGUERRA

“Aunque cueste creerlo, vivimos tiempos parecidos a la posguerra”, dice Celia Gómez, Gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias desde la página 1 de La Voz de Avilés. Y en un fin de semana tan festivo como este, la frase está muy bien empleada. Porque a lo largo y a lo ancho de nuestra geografía se repiten las portadas que apelan al tradicionalismo más rancio para captar lectores, y a las que solo la impresión en color salva de un inevitable sabor a viejo (véase si no debajo de la portada original, qué ocurriría si la virásemos al sepia).

De entre todas los posibles, me quedo con la del Diario Palentino, toda una declaración de principios… allá, en tiempos de la posguerra.

La foto del viernes

Imagen

SE ENCIENDE LA FIESTA

El atardecer de verano incendia el cielo sobre el fuerte islámico de Calatayud. Debajo, en las calles, también habrá fuego a partir del fin de semana.

La ciudad celebra las fiestas patronales de San Roque, y como miles de pueblos a lo largo y ancho de España serán días para recuperar las tradiciones, bailar, beber, divertirse… y olvidar por algunas horas las penurias y las incertidumbres.

¡Felices Fiestas!