La Portada del Día: Un problema para cada solución

Revisar a diario las portadas de los periódicos españoles es una tarea sumamente instructiva para apreciar la profundidad del desconocimiento existente entre quienes viven en diferentes puntos de nuestra geografía. Pero también para descubrir las rivalidades y los enconos. En definitiva, para comprender algo más la diversidad de este país.

Hoy, por ejemplo, uno de esos raros días donde se hace difícil elegir una única portada porque hay unas cuantas interesantes, ocurre exactamente esto. Las primeras páginas ayudan a entender algo más las causas del éxito de Bildu en el País Vasco, cuando uno se entera que sus votos lograron frenar las compras de iPads para los diputados autonómicos (noticia del Gara, claro). O por qué no cierran las cuentas autonómicas, al leer que el aumento del IVA incrementa tanto los gastos que se come el alza de la recaudación (lo cuenta La Tribuna de Toledo).

ara.200Pero sobre todo, se ve claro cómo hay quienes encuentran un problema para cada solución. Para eso, casi nadie mejor que el ministro Wert, cuya decisión de forzar por ley la enseñanza en castellano en todo el Estado ha recibido tratamientos muy diferentes en Madrid o Cataluña, como era de esperar y enseña Ara.cat, en un momento “ideal” para alentar el cabreo entre Moncloa y las comunidades más soberanistas.

Sin embargo, he preferido quedarme con La Verdad de Cartagena, que en su apertura suma la -para mí- ridícula moda de montar pistas de hielo en cualquier lado, como si toda ciudad o pueblo fuera Nueva York, al estímulo en el titular principal de su histórica rivalidad con Murcia.

Lo dicho, buscar un problema allí donde hay una solución. ¡Qué país…!

laverdad_cartagena.750 2

 

La Portada del Día: Mensaje mafioso

Imagen

Voy a ser sincero: por un buen cúmulo de razones, algunas fácilmente imaginables y otras tan sencillas como que la mayoría de sus titulares están escritos en euskera, lengua de la que no comprendo una sola palabra, he pasado siempre por la portada del Gara, el periódico vasco vocero oficial de la izquierda nacionalista y, por extensión, del mundillo etarra, sin dedicarle más que unos segundos. Hasta hoy.

Porque hoy, al verla, no pude más que clavar los frenos. Primero, porque pertenece a la minoría que no dedica su tema principal al tijeretazo a las pensiones que dio ayer el Gobierno “que no iba a tocar las pensiones”. Después, porque sus títulos principales están en el más puro de los castellanos. Pero sobre todo, porque en la foto de la apertura se ven miembros del Ejército junto a la bandera de España.

Entonces leí el texto que la acompaña, unas pocas líneas formales y periodísticamente impecables, que pasarían sin pena ni gloria en la primera página de cualquier otro periódico de este país. Pero en este, justo en este, se me ocurre que tienen otra connotación, que llevan un mensaje encriptado.

Sí, como esos que suele mandar la mafia. ¿No les parece?

gara.750