2013: el fútbol que nos espera

Arranca 2013, y eso renueva todas las expectativas. También en el mundo del fútbol, por supuesto. Aquí dejo algunas predicciones de lo que podemos esperar en los próximos doce meses, en España, Europa, Argentina y América en general. El 31 de diciembre las repasamos…

Predicciones generales de cumplimiento cuasi asegurado

Juventus vs. Parma - Serie A Tim 2012/2013– Barcelona, Juventus, Manchester United y Bayern Munich ganarán sin apremios las grandes Ligas europeas. El PSG se quedará con la francesa, renovando el discurso sobre el poder del dinero en el fútbol.
José Mourinho manejará con ambigüedad la posibilidad de marcharse del Real Madrid mientras se deja querer por clubes de Inglaterra e Italia.- Varios clubes españoles quedarán al borde mismo de la desaparición. Sus hinchas buscarán otro Carlos Slim que los salve a base de campañas en Twitter y demás redes sociales. No lo conseguirán y más de uno perderá la categoría en los despachos.
Cristiano Ronaldo manejará con ambigüedad la posibilidad de marcharse del Real Madrid mientras se deja querer por clubes de Inglaterra, Italia (y el PSG).
Carlos Bianchi, en Boca; y Ramón Díaz, en River, generarán enormes ilusiones en sus respectivas hinchadas, que empezarán a frustrarse a partir de la 10º fecha del torneo Final en la Argentina.
– Fiel a la tradición, a partir de febrero o marzo el Real Madrid empezará a “tocar” jugadores con contrato en vigencia con otros clubes para forzar su fichaje en el verano.
– Un equipo brasileño, el que mejor se encuentre durante el semestre, ganará la Copa Libertadores.
– Varios partidos del campeonato argentino no podrán terminar debido a disturbios en las tribunas. Los dirigentes y medios de comunicación dirán que así no se puede seguir. Todo seguirá igual.
– El Barcelona alcanzará la final de la Champions, pero será eliminado por el Real Madrid en la Copa del Rey que, consecuentemente, volverá a ser considerado un torneo de enorme importancia.
Jorge Mendes facturará este verano varios millones de euros debido al movimiento de los jugadores y entrenadores que representa.
– El fútbol del Barcelona seguirá siendo, con mucha diferencia, el más atractivo del mundo. En Madrid lo seguirán negando. Las defensas de los equipos ingleses seguirán siendo las peores del mundo. Y esto ya es innegable.
– En el partido de la segunda vuelta de la Liga, los hinchas del Atlético de Madrid sentirán que por fin habrá llegado el momento de derrotar al Real Madrid. El sentimiento durará hasta el minuto 30 de dicho partido.

Predicciones de probable cumplimiento

scolari– De la mano de Luiz Felipe Scolari, Brasil ganará la Copa de las Confederaciones. Los brasileños dirán que es un anticipo de lo que ocurrirá al año siguiente en el Mundial. Los demás recordarán que ninguna selección que ganó esta Copa fue después campeona mundial.
Independiente de Avellaneda luchará a los tumbos para evitar el primer descenso de categoría de su centenaria historia. Su hinchada provocará incidentes continuos y amenazarán a dirigentes y jugadores. El entrenador, Américo Gallego, no acabará su contrato.
Rafa Benítez anestesiará a los hinchas del Chelsea que no pueden verle ni en pintura. Simplemente, se dormirán mirando los partidos de su equipo.
– El Barcelona subirá desde la cantera al primer equipo un extremo y un centrocampista ofensivo que, en principio, parecerán mejores que todos los surgidos en los dos años precedentes.
– La Copa de África será seguida por atención desde Europa, donde juega la mayoría de los jugadores, pero los partidos serán cerrados, con muchos cuidados defensivos y se dirá que las selecciones están demasiado “europeizadas”. Al final, el campeón se decidirá por penales después de un aburrido 0-0.
España ganará en París sin despeinarse el partido de las eliminatorias y clasificará para el Mundial 2014. Marcará Iniesta y se dirá que es injusto que no le den el Balón de Oro.
– Un vídeo descubrirá un chico de 10 años haciendo malabares con la pelota en algún lugar del planeta. Será bautizado como “el nuevo Messi”.
– Surgirán noticias muy fiables que colocarán a Josep Guardiola como entrenador de cualquier club europeo fuerte que no haya ganado su Liga; o de cualquier selección que tenga problemas para clasificar al Mundial.
– Argentina, Colombia, Uruguay y Ecuador clasificarán por Sudamérica para el Mundial 2014. Chile jugará el repechaje contra una selección asiática… y sufrirá hasta el último segundo.
Diego Maradona hablará bien y mal de distintos personajes y situaciones del fútbol mundial. A veces, incluso, refiriéndose al mismo personaje y la misma situación.

Predicciones de muy difícil cumplimiento

– Cristiano Ronaldo declarará que Lionel Messi es sin dudas el mejor jugador de la historia del fútbol y que se siente orgulloso de compartir con él sus años de esplendor.
– Los árbitros españoles unificarán sus criterios, ya no entre todos ellos, sino cada uno con sí mismo y dentro del mismo partido.
mou_abrazo– La noche que el Real Madrid sea eliminado de la Champions, José Mourinho, Iker Casillas, Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo y Pepe se fundirán en un sentido abrazo en el centro del campo.
– Los árbitros europeos unificarán sus criterios, ya no entre todos ellos, sino cada uno con sí mismo y dentro del mismo partido.
– El portero titular del Atlético de Madrid, cualquiera que sea, vivirá la mejor noche de su carrera durante un partido contra el Real Madrid.
– El fútbol argentino entregará partidos vibrantes y bien jugados, tanto desde el punto de vista estético como técnico-táctico, y los jugadores surgidos de las divisiones inferiores demostrarán su amplio conocimiento del juego en cada acción en las que participen.
– Los árbitros argentinos unificarán sus criterios, ya no entre todos ellos, sino cada uno con sí mismo y dentro del mismo partido.
Ever Banega jugará una temporada completa sin sufrir ningún accidente absurdo. Juan Román Riquelme jugará una temporada completa.
– Los árbitros sudamericanos unificarán sus criterios, ya no entre todos ellos, sino cada uno con sí mismo y dentro del mismo partido.
– Ramón Díaz no hará chistes irónicos para demostrar que es más listo que el resto y Carlos Bianchi no hará reflexiones sesudas para demostrar que es superior al resto.
Marcelo Bielsa será sorprendido haciendo trampas; y Américo Gallego sorprenderá acertando con un cambio.
– Cristiano Ronaldo fichará por el PSG, y el choque de egos con Zlatan Ibrahimovic provocará un temblor de 7,6º en la escala Richter.
Iker Casillas parará cinco penales en la final de la Copa de las Confederaciones, y la FIFA le concederá de manera unánime el Balón de Oro. Lionel Messi no será invitado a la gala de entrega.

Puyol, el pundonor y la sabiduría

Cuenta la anécdota, o la leyenda, que en los tiempos en los que compartían plantilla bajo las órdenes de Louis Van Gaal, un día  Juan Román Riquelme se dirigió con toda su seriedad y respeto a Carles Puyol, ya por entonces ídolo de buena parte de la hinchada del Barça, y le preguntó: “¿Me podés explicar por qué jugás así?”.

El “así”, en el particular idioma riquelmiano, significaba con semejante fragor, trabando cada balón con el hígado si fuese necesario, entrando en cada jugada como si fuera la última o la más importante de su vida, incluso en los entrenamientos, aunque incluía también una velada crítica al peculiar estilo del Tarzán de Puebla del Segur, totalmente en las antípodas del practicado y defendido por Román.

Lo cierto es que su manera de vivir y entender el fútbol, ese pundonor a prueba de balas, ha llevado a Puyol a la cúspide del fútbol. Ganador de cuanto título se pueda obtener, su carrera resulta tan intachable como evidiable. Pero Riquelme, que habla poco pero posee un criterio futbolístico tan indiscutible como la energía del capitán del Barça, apuntaba hacia otro lado con su maliciosa pregunta.

Según él, y según la opinión de los futboleros más puristas, los grandes defensas, los que entienden el juego y conocen el puesto hasta sus últimos detalles, son aquellos que logran controlar el tiempo y el espacio. Ese dominio de elementos tan insustanciales les permite anticipar cada acción, cada pelotazo cruzado, cada cruce, sin necesidad de esfuerzos extraordinarios, choques impetuosos o arriesgadas barridas por el suelo. Son, en definitiva, los pocos que pueden completar una gran actuación sin embarrarse los pantalones; los que de verdad saben…

Carles Puyol, sin dudas, ha progresado mucho. A lo largo de la docena de años en la élite fue mejorando a medida que iba conociendo los secretos de su oficio. De ahí su perdurabilidad, tanto en su club como en la Selección. Sin embargo, y como la perfección es difícil de alcanzar, sigue privilegiando el pundonor por encima de cualquier otra cualidad, y en cualquier circunstancia del partido o sector del campo en que se encuentre. Dicho de otra manera, no ha logrado que su sabiduría le lleve a ahorrar los esfuerzos, controlar los choques y moderar los riesgos. Y a determinada edad, cuando el cuerpo empieza a acumular el desgaste de tantas batallas, el precio por ese déficit se paga con lesiones, cada vez más frecuentes, cada vez más insólitas.

Porque cuando camina hacia los 35 años, el gran Carles Puyol todavía debe una materia en la universidad del fútbol: la del manejo de los tiempos y los espacios. Seguro que todavía le quedan energías para aprobarla.