Réquiem por Tacheles

Imagen

Ni las 500.000 visitas anuales; ni los 30 estudios de pintores, músicos, joyeros, escultores y artistas varios de nacionalidades diversas que allí trabajaban y en algunos casos también vivían; ni su aire de libertad incorruptible; ni su cafetería desvencijada; ni su desprejuiciada terraza de verano; ni los múltiples esfuerzos e intentos de miles de personas…

Nada pudo salvar el Centro Tacheles, un símbolo del Berlín más creativo y contestatario. Como un símbolo de los tiempos que corren, ayer los últimos habitantes de este edificio del barrio de Mitte entregaron sus llaves, y el Tacheles cerró definitivamente sus puertas.

Desde ayer, Berlín es un poco menos Berlín…

Anuncios