La Portada del Día: Una roca, pero muy grande

Seguramente por proceder del mundo de los que escribimos, nunca fui amigo de la célebre frase “una imagen vale más que mil palabras”, que siempre me pareció un muy inteligente invento de los fotógrafos para revalorizar su trabajo, pero que en el fondo es mentira. Porque una imagen descontextualizada en realidad suele decir poco y nada. Y el contexto se lo dan las palabras, mil o apenas dos o tres.

Sí, en cambio, soy muy amigo de las imágenes para redondear o apoyar ideas. Supongo que ya lo habrán notado quienes sigan más o menos esta sección del blog. Hoy, el concepto está muy bien logrado en Noticias de Gipuzkoa, que une -de manera figurada, pero muy notable- un suceso insólito ocurrido ayer en San Sebastián con prácticamente todos los titulares de su portada.

De ahí, el título de este post. Hay muchas rocas en el camino. O una sola, pero muy, muy grande.

 

La Portada del Día: Delicado equilibrio

En el mundo de la gráfica, los directores de arte y maquetadores en general buscan siempre el equilibrio en cada página que diseñan. Cada cual según su gusto y sus criterios. Y no siempre lo consiguen. En el manejo de los textos, la cuestión resulta incluso más delicada, porque de acuerdo al asunto que se trate, a veces es imposible siquiera plantearlo.

Pero en la elección de temas para portada, alcanzar el equilibrio justo ya es para nota. Esta apertura de El Diario Vasco sin dudas lo intenta. Es fácil imaginar secuencias y diálogos: llega la foto con los cinco grandes chefs, que en San Sebastián son noticia del día, y alguien se pregunta: “¿no quedará mal poner a estos cocineros tan glamourosos justo ahora que todo está tan mal?”. Y entonces llega alguien con la solución ‘perfecta’: lo compensamos dedicándole el título grande a Cáritas y la solidaridad, y todo el mundo contento.

¿Sí? ¿De verdad? No sé, es tan pero tan delicado el equilibrio, se nota tanto el plumero, que casi hubiese sido mejor que dejasen solos a Arzak y sus refinados amigos.

La Portada del Día

REVÓLVER

La creatividad, la inventiva, la inteligencia son cualidades para agradecer. No es sencillo ponerlas en práctica cada día, ni siempre se cuenta con material que dé suficiente juego. Pero al lector le resulta muy reconfortante descubrir que, tanto a la hora de titular, de escribir o de montar una portada, los responsables de su periódico dedicaron un tiempo a pensar y elaborar algo que escape de lo común.

Ayer, la gente del Diario Vasco pensó. Y montó una portada de calidad sin necesitar para ello frases grandilocuentes, ni siquiera ingeniosas. Simplemente, unieron dos noticias a la que dieron un tratamiento neutral. Una decisión judicial y los preparativos de una exposición anexa al Festival de Cine de San Sebastián.

Después, son los lectores quienes deben extraer sus propias conclusiones…