Antes y después de Chávez, solo datos

Venezuela key indicators graphicEstos son datos, solo datos. Y de fuentes fiables, no locales, no oficialistas. Los publicó hoy The Guardian, en Inglaterra. Sin opinión, sin subjetividades, sin guardar relación con cuestiones personales ni intereses corporativos. Con elementos favorables y desfavorables. No están todos, claro. Faltan las diferencias en salud, en educación, en niveles de corrupción… Tampoco están los resultados cosechados por las diferentes fuerzas políticas en las 15 consultas electorales convocadas durante todos estos años.

Son simplemente datos, que sirven -o deberían servir- de base para hablar y opinar, para aplaudir y criticar. Pero sobre todo, para no hablar sin saber.

Aquí se expone un resumen muy suscinto de la Venezuela que recibió Hugo Chávez y la de hoy, la que deja. Mejor en algunos aspectos. Peor en otros. Sin dudas mejorada, sin dudas mejorable. Como casi todo…

 

Adiós Presidente

hugo_chavez_Populista, golpista, revolucionario, autoritario, socialista, nepotista, transformador, oportunista…

Pero más allá de cualquier otro adjetivo, indiscutiblemente carismático, de convicciones firmes, tan profundamente latinoamericanista como antiimperialista, ya será imposible explicar Venezuela, y América Latina toda, sin hablar del pensamiento y la acción de Hugo Chávez, un líder de los que por desgracia escasean, un producto arquetípico de un continente efusivo y pasional. Una voz que solo la enfermedad ha logrado callar.

Descanse en paz…

El Telegrama de la Tarde: La devaluación del Cuarto Poder

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

Rafael Correa, Presidente de Ecuador

Rafael Correa revalida su mandato como presidente en Ecuador. Stop. Como antes lo hicieron Hugo Chávez en Venezuela y Cristina F. de Kirchner en la Argentina. Stop. En todos los casos, por amplia mayoría y sin necesidad de segundas vueltas ni dudas de ningún tipo. Stop. Y sin embargo, los periódicos españoles dedican casi el mismo espacio a reseñar el triunfo de Correa que a resaltar su muy crítica posición respecto a la prensa de su país. Stop. Los medios más poderosos de Ecuador no quieren a Correa. Igual que los venezolanos no quieren a Chávez ni los argentinos a Cristina ni los españoles a ninguno de los tres. Stop. Pero una y otra vez, la realidad y los votos les demuestra que si el pueblo sabe lo que quiere no hay Cuarto Poder que valga. Se pongan como se pongan los editores a ambos lados del Atlántico.